23.3.07

sobre mujeres que escriben (o no) sobre música

en la rockdelux de este mes colaboran 81 personas, de las cuales sólo 9 son mujeres. todos los blogs y ezines sobre música que leo están escritos por hombres. me cuesta acordarme de alguna mujer que publique críticas musicales en un periódico... y así, en fin, la proporción de mujeres que escriben sobre música es significativamente inferior a la de hombres (diría que la desproporción es mayor que a nivel de personas que hacen música).

ayer yo llevaba un par de notas al respecto, pero por circunstancias varias apenas hablé del tema. así que esbozaré aquí los motivos por los que creo que pasa esto:

uno. igual que en casi todos los sectores, las mujeres tenemos menos posibilidades de conseguir puestos de trabajo muy especializados. a la vez que hay más periodistas que periodistos, son los periodistos los que copan las páginas de más prestigio (véase economía en oposición a sociedad), ascienden en las redacciones, llegan a ser analistas y líderes de opinión... y críticos musicales, por ejemplo. puestos estos en los que se gana muchísimo más y en mejores condiciones que la redactora a la que dedican a cortapegar notas de prensa, por cierto. sin embargo esto no explica la diferencia a nivel amateur, en blogs y demás, lo que nos lleva a...

dos. un crítico tiene dos características principales: un gran ego y mucha prepotencia. y esto son valores altamente "antifemeninos". toda crítica musical es implícitamente subjetiva y en ella no sólo predomina el yo del escritor sino que éste se cree que su opinión es tan válida como para lanzarla al mundo a través de un medio más o menos de masas. el crítico se cree que puede decidir qué es lo que mola y lo que no y se atreve a prescribir qué es lo que hay que escuchar. pero las niñas no somos educadas para mostrar nuestra opinión, para decir no o para imponernos, sino para ser complacientes, asertivas y, por definición, "educadas". por tanto, la acción misma de criticar implica un comportamiento tradicionalmente reprochado a las mujeres. y así, pues difícil que nos dé por hacer un fanzine o abrir un blog, por ejemplo. para dar empujones existen cosas como el ladyfest, pero eso es otra historia.

esta pseudoteoría se puede aplicar a otros filtros musicales: locutores de radio, diyeis, promotores de conciertos, creadores de sellos... (uniendo a estos últimos las características típicas de los empresarios emprendedores, tampoco asociadas a valores "femeninos"). y puede que sea excesivamente simplificadora y reduccionista, pero al fin y al cabo es sólo un esbozo de pseudoteoría.

en otro orden de cosas, no se pierdan otra reflexión sobre la prensa musical bastante interesante en b'dum b'dum (aunque no tenga nada que ver con género) y la correspondiente apostilla de karpov.

actualización: lean también la nueva apostilla a este artículo de karpov.

x ray specs - bondage up yours.mp3
the punk years #6 - typical girls (youtube)
riot grrrl retrospective (youtube)

56 comentarios:

  1. un saludo, buen blog el que tienes.

    te recomiendo pases al blog de marisol garcía una periodista chilena que me parece hace un trabajo excelente:
    http://marisolgarcia.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Hola Marta. Supongo que sabrás quién soy. Desde hace tiempo suelo leer tu blog y aunque no siempre coincidamos en gustos, tiene criterio.

    Y con este post me estreno para comentar algo: De todo lo que has escrito, y sin entrar en detalles sobre las causa, me quedo con "un crítico tiene dos características principales: un gran ego y mucha prepotencia. y esto son valores altamente "antifemeninos".

    Por mi corta experiencie como crítica de música (si lo que hacía llegó a ser algo parecido a eso :P) y como lectora de prensa musical,no creo q un crítico (¿cómo sería en femenino?) deba tener un gran ego y mucha prepotencia. Para mí, y simplificando mucho, hay tres tipos de críticas, las enciclopédicas, las que tiran del imaginario personal y las que juegan con ambas cosas, posiblemente las más interesantes.Por lo que no es cuestión de sexo el que un hombre pueda hacerlo mejor que una mujer. Que por otro lado, esas dos características pueden ser perfectamente femeninas. No creo que esa sea parte de la clave de que no haya mujeres en el periodismo musical. Me inclinaría más a cuestiones de tradición cultural. Al igual que en la historia el hombre ha esta estado siempre más presente en el arte y nos llevan años de ventaja en cuanto a producción,no hay más que ver que cada vez hay más mujeres artistas relevantes (como digo arquitectas u otra cosa). Y es que recordemos que hasta no hace mucho, a las mujeres no se les concebía fuera de la casa y si eso no era así, es porque pertenecía a una familia con recursos, o así sacaba de la pobreza a su familia o excepciones de este tipo. Opino que las causas de la poca presencia de la mujer en el mundo de la música, ya no solamente en el periodismo, son muy parecidas a la que puedan ser en otros ámbitos.Sufrimos la herencia de lo que durante años ha supuesto el concepto machisa de la mujer. Yo siempre digo que una mujer que se valore a sí misma no es que tenga que elejir ser feminista, es que el entorno te obliga a ello.Yo no soy feminista, soy mujer¡ ¡cómo suena¡ :)

    ResponderEliminar
  3. .... elegir con "g" :P

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4:29

    ¿Y no puede ser también que los hombres somos más de hobbies, como el coleccionismo de música, que las mujeres?
    Sigo viendo a más chicos en las tiendas de discos.
    Totalmente de acuerdo con lo antipáticos que parecen los críticos musicales.

    ResponderEliminar
  5. Creo que estoy de acuerdo con ambas. Desde luego hay toda una tradición de siglos -o milenios- de que la mujer es alguien "pasivo" y, por lo tanto, estamos menos presentes en cualquier ámbito "público".

    Pero también me parece muy interesante lo que comenta Marta: que se valoran rasgos de personalidad tradicionalmente asociados a los hombres. Eso no significa que no podamos tenerlos, claro, pero lo que aprendemos desde pequeñas son diferentes: a ser humildes, inseguras, a no dar nuestra opinión por algo cierto. Siempre que hablamos decimos "creo yo", "me parece a mí", "en mi humilde opinión" o incluso "yo no entiendo mucho, pero...".

    Veo por vuestros posts que eso está cambiando al fin ;-)

    Diana P.

    ResponderEliminar
  6. grünch: gracias por el enlace, tiene muy buena pinta...

    hola rocío ¿m.?
    cuando digo que un crítico tiene ego me refiero a que su yo está presente en todo lo que escribe (porque una crítica es un texto muy subjetivo, aunque sea del tipo "enciclopédico", en cuanto que su función principal es la valoración). de todos los géneros literarios y periodísticos elige precisamente aquel en el que el yo, lo que yo piense, es lo más determinante.
    prepotente puede sonar muy mal, llámalo "seguridad en sí mismo". me refiero a que un crítico debe creer en sus opiniones hasta el punto de defenderlas, argumentarlas y publicarlas. y por supuesto no digo que esto lo haga mejor un hombre por su educación, sino que tradicionalmente los hombres son educados en valores de este tipo.
    como tú dices, las mujeres llevamos siglos sufriendo un concepto machista de lo que somos, y yo digo que este concepto es lo que nos lleva a no estar seguras de nosotras mismas.

    diana, como dices, en realidad lo que decimos las dos no es incompatible. lo que pasa es que yo he obviado la parte de la tradición cultural más arcaica al centrarme en la crítica musical amateur.
    no explicaba, por ejemplo, por qué mi madre (50 años, licenciada, conservadora) nunca ha trabajado fuera de casa, sino por qué entre las personas de mi entorno (20-30 años, universitarios, "cultos", de izquierdas) la proporción hombres/mujeres sigue siendo desigual. es decir, me pregunto por qué a niveles donde las cosas deberían haber cambiado completamente no lo han hecho lo suficiente.

    anónimo: sí, quizá es que existe algún condicionamiento natural por el cual los hombres teneis más desarrollada la parte del cerebro que se dedica al coleccionismo... ¿o no será quizá que teneis más poder adquisitivo?

    ResponderEliminar
  7. A lo mejor es una cuestión de que chicos y chicas no tenemos los mismos intereses. Sólo conozco una chica técnico de sonido, el resto, todo tios. ¡Y ni una sola productora musical!

    ResponderEliminar
  8. Anónimo1:17

    Bueno, a lo mejor el problema es que, realmente, no hay tantas mujeres periodistas interesadas en la música como le gustaría a Marta. Si obviamos a Rockdelux, al Ruta 66 y al Mondosonoro (revistas "machistas" ya desde la línea editorial, por cierto), y miramos en los créditos de las otras revistas, veremos que los puestos de dirección de Go Mag, .H, Metal y Trax están ocupados (o compartidos) por mujeres (también el Fiber en casi todas sus ediciones, y también mtv.es, a pesar del mainstreamazo que es). Es más, la revista que empezó todo este folklore de revistas gratuitas, la mítica aB, fue idea de una mujer, Yolanda Muelas. Creo que esto es bastante para echar por tierra las pamplinas esas de la "educación" como causa de que las mujeres no se dediquen a la crítica musical. Porque, además, y siguiendo ese rasero, se podría argumentar que, mientras los chicos adolescentes se dedican a escuchar grupos que les gustan por "la música", las chicas se dedican a escuchar música por la imagen de "los cantantes" (es un estereotipo, lo sé, pero es que lo de "estamos educadas para ser "humildes" también lo es, por favor).

    El caso es que en todas estas revistas se intenta dar más cancha (precisamente por esa razón) a "las" periodistas. Y en todas estas revistas terminan por reconocer que en los currículums que reciben, para hablar de música la proporción de hombres es mucho mayor (cosa que no sucede con el cine, la literatura y la moda, por cierto). Y que se termina admitiendo a chicas que "no escriben del todo mal", sólo por eso, por ser chicas. Sin embargo, luego resulta que en las facultades de periodismo, la proporción de mujeres es mucho más alta, así que la pregunta debería ser ¿dónde se meten? ¿Es que no les interesa escribir sobre música?

    Pues a lo mejor no: el periodismo musical en este país es algo que se hace prácticamente por amor al arte. ¿No deberíamos preguntarnos por qué, de todos los tipos de periodismo cultural, precisamente el que peor pagado esta es el que tiene overbooking de tíos que, en realidad, se dedican a otra cosa y se toman esto como un hobby? Nadie, y repito, nadie, vive de publicar en revistas como las que aquí comentamos (ni siquiera en el Rolling Stone pagan bien, por dios)

    Una última observación, ¿desde cuándo los chicos por ser chicos tienen "más poder adquisitivo" que las chicas? ¿acaso nacen con una banda magnética debajo de la axila? Digo yo que la familia de la que provengan tendrá mucho más que ver en ese asunto, ¿no?

    ResponderEliminar
  9. respondiendo al último anónimo...

    - las revistas que me dices en las que los puestos de responsabilidad los ocupan mujeres son más de tendencias que de crítica pura.
    - de todas maneras, no sólo hablo de revistas especializadas: hay mucha más desproporción en los periódicos generalistas, en la radio y a nivel amateur (fanzines y blogs).
    - lo que dices de niños que escuchan grupos por la música y niñas por lo buenos que están los cantantes es un estereotipo, sí, pero se cumple muchas veces. y tiene que ver con pamplinas de educación y con estrategias de marketing, según creo.
    - que la educación tradicional (repito: tradicional) que se nos ha dado a las mujeres durante siglos ha fomentado la humildad es algo para mí indiscutible. humildes, buenas esposas y complacientes... si no, mira manuales de urbanidad (los de la sección femenina, por ejemplo) o fíjate en la educación cristiana, que sigue siendo parecida hoy en día (no hace falta que recuerde ciertas opiniones de la conferencia episcopal, ¿no?) lamentablemente estas ideas siguen primando en muchas familias e instituciones y siguen influyendo sobre muchas mujeres.
    - dime dónde contratan a mujeres por ser mujeres, que mando mi currículo...
    - totalmente de acuerdo en que nadie se gana la vida escribiendo para revistas especializadas. pero sí si son los jefes, y sí si escriben para el país o tienen un programa en radio 3.
    - los trabajadores, por ser hombres, ganan más dinero que las trabajadoras. y acceden a más puestos de responsabilidad, que viene a ser lo mismo. mira las estadísticas. los adolescentes no, pero los hombres SÍ tienen más poder adquisitivo que las mujeres.
    - ah, ¿por qué dices que la rockdelux es machista desde la línea editorial y la go no? (por ejemplo).
    - y joder, no sé a qué viene tanta acritud, ni que se te estuviera atacando...

    ResponderEliminar
  10. Anónimo15:41

    Perdón si mi tono sugería acritud, porque mi intención era dialogar, y te aseguro que no, que no siento que me estén atacando. Pero conozco a algunas de esas mujeres que dirigen revistas (y otras más de las que no hemos hablado) y te aseguro que todas se quejan de lo mismo: quieren más chicas en las redacciones y no las encuentran. ¿Has probado -de verdad- a enviar tu currículum? (Las condiciones económicas en todas ellas son infames, te lo recuerdo).

    Lo que en realidad no me gusta es el tono de "ah, qué desgraciadas somos" que exhibe tu post. No sé qué ves a tu alrededor, pero es que yo no he vivido la discriminación en mis propias carnes. Tengo amigas situadas en muchos puestos de responsabilidad, incluso dentro de periódicos y de empresas relacionadas con lo cultural, y sus sueldos (como el de sus compañeros) están en consonancia con el puesto que ocupan: no tiene nada que ver con su sexo, sino con su valía.

    Tampoco estoy de acuerdo en los argumentos que utilizas (aunque sea insistir en lo mismo) para defender la discriminación en tu entorno. No sé si me parece adecuado recurrir a algo tan antiguo como los manuales de urbanidad -¿has probado a pedir alguno en una librería? Con suerte, tendrán un facsímil de alguno editado en los años 60-, ni acogerse como lo haces a las estadísticas: si, como parece, has estudiado periodismo, sabrás que una estadística es algo muy fácil de manipular y de sesgar, sobre todo cuando se refiere a un tema tan "delicado" como el que estamos discutiendo aquí. Yo me quedo con el segmento que nos interesa, y que creo que se refiere a gente que bordea los 30 años (edad, por cierto, a la que es difícil ostentar cargos de responsabilidad en ningún tipo de empresa, con independencia del sexo), y me quedo con lo que veo a mi alrededor: mis amigas, en general, están mejor situadas que mis amigos, tanto a nivel laboral (tienen mejores trabajos) como a nivel económico (tienen mejores sueldos), y eso que algunas vienen de familias, digamos, un poquito reaccionarias, y siguen creyendo en cosas como el casarse de blanco y a los ojos de Dios.

    Es decir, si nos remontamos a la generación de nuestras madres -la de los manuales de urbanidad- es cierto que todos estos problemas existían, y que el acceso a los estudios y al trabajo era mucho más complicado si eras mujer. Pero, ¿de verdad crees que eso sigue siendo así hoy día? ¿de verdad te discriminan a tí por ser mujer? ¿soy una persona afortunada porque esto no sucede en mi entorno?

    Al final, creo que la solución a la pregunta que te haces, acerca de por qué las chicas no se acercan tanto al periodismo musical como los chicos se resume en que, a una freelance en ELLE le pagan la página a 380 euros, mientras que a un freelance en Rockdelux se la pagan a 38 euros. A lo mejor es que las chicas son más listas, después de todo.

    ResponderEliminar
  11. marta, más que acritud, en la opinión de este anónimo veo algunas reflexiones bastante interesantes que estás un poco obviando.

    lo primero es que no creo que escribir sobre música sea un tema de ego, sino más bien de afición (pasión diría yo) sobre ella. y de ahí creo que es de donde parte la falta de mujeres en este ámbito. por las razones que sean, pero mira la relación de hombres/mujeres aficionados a la música en este país.

    y lo que te comenta de las revistas (que tú denominas de tendencias) no hace sino reforzar un poco esta teoría. ¿o es que porque hablemos (también) de tendencias no se presupone el mismo ego a quien da su opinión?

    ah, y que la rockdelux que es más, si no machista, sí masculina (vale, no estoy utilizando bien el término, pero creo que se me entiende) que p.e. la go, se ve con solo fijarse en algunas fotos promocionales. yo así a bote pronto recuerdo un especial de tres páginas en la go sobre lilly allien que no tenía ninguna foto como la que encontró rdl para ilustrar la crítica del disco en la que se sujetaba las tetas con las manos. es que era hasta ridículo (¿y la portada de carla bruni? hombre, si al final es mejor disco del año, igual me callo, pero me temo que no lo va a ser).

    ResponderEliminar
  12. vaya, se me ha colado un nuevo comentario y creo que explica lo que yo quería mejor de como yo quería hacerlo.

    y sin tener que hablar de las tetas de nadie.

    ResponderEliminar
  13. Guau, la cosa se anima.

    Sí Marta, soy Rocío M. No niego que en una crítica la opinión es lo mas importante pero de ahí a que por hacerla debas tener ego hay un paso. Entendiendo el "ego" en sentido peyorativo, pero ¿acaso se puede escribir y publicar cualquier cosa sin confiar en tus posibilidades? Prepotente suena mal, sin duda, suena a prejuicio.Como tú dices, la crítica es un texto muy subjetivo, y por eso mismo no es algo que haya que tomar a pies juntillas así que a priori no cabe una actitud prepotente ya que no se trata de un conocimiento científico.Otra cosa es que haya críticos prepotentes, y muchos, pero eso va en función de la persona, no del género literario. De la persona que en este caso suele ser hombre pero no por la generalidad se identifica el género (¿?). Pero bueno, supongo que sobre esto sabrás más que yo que para eso estudias periodismo y yo arquitectura.(ay¡ la humildad¡jaja)

    Anónim@: Estoy de acuerdo en que no debe haber demasidas mujeres interesadas en escribir sobre música ("indie" menos, de memoria cito a Laura Sales que además es profesora en la facultad de periodismo de Barcelona, si no estoy equivocada,oh¡) y no hay muchas más interesadas en escucharla, y no digamos en interpretarlas.Supongo que dependerá del entorno en el que te muevas pero en mi caso, no son muchas las que conozco en proporción a los hombres. Esto engancha con lo que dices sobre los gustos musicales adolescentes pero estoy de acuerdo con Marta en que la educación y las estrategias de marketing suelen ser parte del trasfondo.
    Por otro lado no me extrañaría que hubiera políticas de contratación de mujeres simplemente por serlo, pero el hecho de que hoy en día destaque la presencia de la mujer en sectores donde tradicionalmente no las había no les quita mérito y pensar que siempre responde a estrategias suena machista. A veces es difícil distinguir dónde hay criterio y dónde hay oportunismo. En este caso creo que no se puede generalizar.

    Y bueno, lo de que las mujeres tenemos menos posibilidades de ascender quizás sea geeralizar pero no nos engañemos, acabas la carrera más o menos joven, haces masters, cursos, trabajas de becaria y para cuando estás trabajando en lo que te gusta, en un puesto más o menos fijo, ni se te ocurra quedarte embarazada (y puede que ya andes por la treintena) o decir que tienes días malos a causa de la regla¡

    El tema tiene miga, sin duda.

    ResponderEliminar
  14. primero, perdona lo de la acritud, me dio la impresión con la primera lectura pero ya veo que no. y que mola dialogar, para eso he escrito esta pseudoteoría tan aproximativa...

    respecto a la presencia igualitaria o no de mujeres, parece que tenemos percepciones distintas y no nos vamos a poner de acuerdo a no ser que alguien haga un estudio cuantitativo fiable. sólo insisto en que no me refiero sólo a revistas especializadas, sino también a otros sectores.

    personalmente aún no he hecho intentos serios de escribir en esas revistas y sospecho que en mi contra también jugarán que vivo en sevilla y sobre todo que no tengo contactos... no barajo el género como única variable, claro.

    respecto a la urbanidad, anónimo tiene razón, es un ejemplo desafortunado. pero coincidireis en que muchos de esos valores siguen presentes en la educación, basta con mirar hazteoir.org para un ejemplo bestia pero funcionan a niveles más sutiles.

    manolo, hay mucha gente aficionadísima a la música que no escribe sobre ella. eso es un prerrequisito, claro, si no te gusta qué leches haces abriendo un blog sobre música... pero con lo del ego quiero decir que implica defender tu opinión y ser asertivo... en fin, no quiero repetirme.

    anónimo, sí que eres afortunado si en tu entorno no hay discriminación... mis amigas no tienen mejores trabajos que mis amigos, pero ciñiéndonos a la música te puedo hablar de la mesa redonda que hicimos el otro día. vinieron siete mujeres que hacen música (en sevilla, a nivel "indie") y todas contaban ejemplos de cómo se las ningunea como músicas, entrevistadores que no piensan que puedan ser compositoras aparte de cantantes-florero, dueños de locales que buscan un hombre para pagarle los conciertos, etc.
    en palabras de pauline en la playa:
    "De todos los elementos que pueden ser opresivos dentro de la música,
    ¿cuáles creéis vosotras que podrían ser más opresivos?
    P: Por el lado económico todo es un poco represor porque intentas hacer un buen trabajo pero si no hay dinero, no hay un buen trabajo. (...) En su momento, las Undershakers vivimos también represión por nuestra condición de
    género al ser un grupo de chicas. Lo último que pensamos es que hubiera un grado de machismo tan grande en esto del rock and roll. Al final, o te lo tomas todo a risa o te vuelves de lo más radical. Parece que el tener dos tetas te hace no saber tocar o ser anormal, es así de crudo."

    yo creo que a nivel de crítica/afición a la música también pasa esto: que existen estereotipos que hacen que se tienda a pensar que las mujeres no somos expertas en música, que no tenemos mucha idea. una amiga me cuenta que cuando va a conciertos con su novio todos se acercan a preguntarle a él qué le ha parecido, pero nadie se interesa por su opinión, como si ella fuera sólo de acompañante. esto es en el mundo del rock n roll, que es más machista que el indiepop, pero aún así, manolo, en el south pop veremos muchos ejemplos de "novias de".

    respecto a que haya más chicas escribiendo en elle, también se podrían aducir razones de educación y valores asociados a la masculinidad y la feminidad... ejemplo de que el sexismo también os afecta a los hombres es que casi ninguno (que no sea gay) se atreve a hablar/escribir sobre el tipo de temas que salen en elle.

    este tipo de revistas, dirigidas a mujeres y centradas en moda y todas esas cosas que deben interesarnos a las mujeres de bien, no son tan valorativas, por cierto. son -aún más- catálogos de publicidad, con bastante poca crítica ni chicha.

    manolo, de acuerdo con tu análisis de la rockdelux, preguntaba pa que me lo dijerais vosotros y no creerme una paranoica... quizá sea así porque se centra más en el rock n roll, más machista que la electrónica... aunque en todas partes cuecen habas, claro está.

    ResponderEliminar
  15. hala, rocío comentaba a la vez que yo... sí que tiene miga el tema.

    a ver, resolviendo lo del ego: es una palabra equívoca, yo no la usaba en sentido peyorativo. digamos que hay que tener "yo", es decir, subjetividad. y prepotencia cámbialo por predisposición a opinar. ya está, estamos de acuerdo :)

    evidentemente nosotras no sufrimos los niveles de discriminación que sufrieron nuestras madres. es más sutil, quizá no se reproduzca en todas las esferas, pero estar está. y creo que eso no se puede negar. es más, me parece peligrosísimo que se niegue (es que yo, como soy mujer, soy feminista).

    ResponderEliminar
  16. Hola

    Lo primero de todo, muy interesante el debate, desde mi punto de vista creo que tiene razón el comentario anónimo cuando dice "para hablar de música la proporción de hombres es mucho mayor (cosa que no sucede con el cine, la literatura y la moda, por cierto)". A esto yo añadiría el teatro, pintura, y cualquier vertiente de la cultura, donde si que hay muchas mujeres interesadas, pero en la música, no se por qué no termina de igualarse, y no solo a nivel de escribir sobre ella, sino simplemente de disfrutarla, no hay más que acudir a un concierto (no vale Alejandro Sanz) o a una tienda de discos y mirar un poco el entorno. Esperemos que vaya cambiando poco a poco

    Saludos a tod@s

    ResponderEliminar
  17. Unas reflexiones de pasada:

    - Los críticos reconocidos como "los más grandes", tipo Lester Bangs, Greil Marcus, Simon Reynolds, Jon Savage son todos tios y con un gran ego(yo, como Marta, no veo este aspecto como negativo: de hecho no sé cómo hemos llegado a la idea de que para hacer una crítica hay que ser objetivo / esconder la personalidad, que, por cierto, me parece el motivo por el que nuestra crítica mainstream es tan sosa, pero esa es otra historia.)

    - Así, de repente, rascándome la cabezita, solo puedo pensar en un equivalente a los críticos que he citado en el anterior punto: Vivienne Goldman, en muchos sentidos la teórica del punk, y que sin embargo no se prodigó en la escritura sobre música. Luego está la mujer de Simon Reynolds, que ya es significativo que solo la recuerde como tal... :S y gente como Angela Carter o Susan Sontag que hablaron sobre aspectos tangenciales a la música (la ropa la primera, la estética Camp la segunda), pero que no son recordadas como críticas musicales ni mucho menos. No sé si conoces el libro "The Faber Book of Pop", editado por Jon Savage y Hanif Kureishi, es una antología de crítica musical, esta tarde hago un recuento de la proporción de mujeres.

    - Yo cuando salgo de noche veo tantas chicas como chicos, así que la situación natural sería que hubiese más o menos igual número de críticos masculinos y femeninos. No sé cuál podrá ser el motivo, pero desde luego no es falta de interés.

    ...

    y más cosas que se me ocurrirán, pero ahora no tengo tiempo de más :P

    ResponderEliminar
  18. lito: pues eso, vemos la desproporción mayor en la música (aunque dudo que en los otros ámbitos que citas sea 50/50%) y estamos intentando averiguar por qué será.

    iván: muchas gracias por los ejemplos.
    la verdad es que este debate me está sirviendo un montón para desarrollar mi pequeña teoría... escribiré algo más a fondo en el futuro.
    ¿el libro de kureishi y savage está editado en españa? ¿cómo lo puedo conseguir?

    ResponderEliminar
  19. El libro no está editado en España, tristemente, porque es una maravilla. Yo lo compré de segunda mano en Inglaterra. Es un libraco de cerca de mil páginas y ahí absolutamente de todo, incluso algún que otro artículo sobre mujeres y pop o escrito por las mujeres que he mencionado anteriormente. Si no tienes problema con el inglés yo no tengo problema en escanearte los artículos que te puedan interesar y enviártelos.

    De todos modos prueba en ebay ;-)

    ResponderEliminar
  20. Anónimo0:43

    http://www.juntadeandalucia.es/economiayhacienda/servicios/genero/informe/informe2007/informe-3-6.pdf

    http://www.estudiogeneraldeinternet.com/?sec=nota1711

    En resumen, los hombres tienen mas tiempo libre al día que las mujeres y lo dedican a actividades como las aficiones, que les ocupan más del doble del tiempo que dedican las mujeres a las suyas.
    Hay mas hombres que compran musica por Internet que mujeres, y el gasto de los hombres es el doble que el de las mujeres.
    En EEUU esto no ocurre, el mercado está dividido al 50% prácticamente entre ambos sexos.
    Christina Rosenvige suponía que el que hubiera más instrumentistas en grupos hombres se debía a cómo cada sexo afrontan la adolescencia: las chicas socializan con más facilidad y los chicos tienden más a quedarse en casa.

    ResponderEliminar
  21. muchas gracias iván, acabo de pedirlo a amazon (11 euros incluyendo envío!!)

    los datos que aporta anónimo (gracias!) son reveladores. el mismo estudio dice que las mujeres dedicamos el doble de tiempo a hacer las tareas de la casa. sin embargo sería interesante ver los segmentos de edad, porque en el de 20-35 años no creo que la diferencia sea tan acusada...

    ResponderEliminar
  22. Por once euros tendrás un señor libro. Ya he hecho la cuenta: de unos 160 artículos que incluye el libro, solamente poco más de 20 estan escritos por mujeres.

    ResponderEliminar
  23. Vidal12:54

    Perdón por la intromisión: me hablaron de este post ayer y no me terminaba de creer que se pudieran estar diciendo cosas como las que se dicen, así que creo que voy a comentar algunos impresiones...

    - No tengo muy claro por qué hay muchos más chicos que chicas escribiendo en revistas de música, pero desde luego la razón no es que las chicas no estén "educadas para mostrar nuestra opinión, para decir no o para imponernos, sino para ser complacientes, asertivas y, por definición, "educadas"". No te conozco demasiado, Marta, pero te puedo garantizar que ni Rocío M. ni Diana están educadas para ser complacientes o asertivas. A lo mejor esto sucedía hace ochenta años (en la época de los manuales de urbanidad), pero no hoy, y mucho menos en un ambiente "universitario, culto y de izquierdas". De paso, tampoco creo que ninguna de vosotras sufra esa "herencia" de la que habla Rocío.

    - Tampoco de acuerdo en que para escribir sobre música haya que tener un ego como una casa, y mucho menos en que esa sea una característica "masculina". Conozco mujeres con mucho, mucho ego, y también conozco a hombres que son todo humildad: que yo sepa, el ego no es una sustancia segregada por una hormona.

    (nota al margen: viendo la "crítica" al concierto de Alec Empire en la entrada posterior a esta -crítica con la que no estoy de acuerdo, pero esa es otra historia-, parece que tenemos una buena dosis de ego en este blog. Y mucho ojo, que esto no es una crítica negativa, sólo una observación)

    - Tampoco veo discriminación a mi alrededor, y eso que trabajo en el mundo de la construcción, que se supone como que muy machista: en mi estudio, de hecho, trabajan más mujeres que hombres, y algunas hasta tienen, ¡oh!, puestos de responsabilidad (cosa que, según Marta, debe ser algo sorprendente: mañana llamo a los de Canal Sur para que vengan a filmarlo). Como nota curiosa, ayer, en una de mis obras había una mujer en la cuadrilla de fontaneros soldando tubos. Vale, había una mujer y veinte hombres en la obra pero, ¿cuántas mujeres conocemos que se quieran dedicar a la construcción? (y no me refiero a técnicos: ni arquitectas, ni aparejadoras ni ingenieras; esa es otra liga). Yo a muy pocas. Eso sí, todas trabajan.

    (apunte: en la sección de cultura del Diario de Sevilla son todo tíos; en la sección de cultura del Diario de Cádiz son todo tías. yo creo que claramente estamos ante dos casos de discriminación por razones de género)

    (apunte 2: dice Marta que en estas condiciones "difícil que nos dé [a las chicas] por hacer un fanzine o abrir un blog". Yo, en casi todas las revistas en las que escribo tengo jefas, que además suelen ser las impulsoras del proyecto. Deben ser excepciones, y yo un afortunado porque las conozco)

    - Tampoco he visto nunca discriminación en ninguna de las revistas en las que he escrito, excepto una poquita de discriminación positiva en el Fiber, en la época de Elena Cabrera . Cada una tiene sus propios criterios de selección, pero ninguna prima el sexo a la hora de contratar. Se suele pedir algo mucho más complicado: saber escribir sin faltas de ortografía, demostrar unos mínimos conocimientos y, a ser posible, algo de criterio (si, niños y niñas, la cosa está muy malita).

    - Sin embargo, lo que más me fascina es, ¿tan importante es el indie, como para "exigir" paridad? A mí me parece que, en un país en el que sellos y distribuidoras se dan con un canto en los dientes por vender más de 1.000 copias de un disco, y en el que las tiradas (reales) de las revistas a duras penas alcanzan los 10.000 ejemplares, hablar de cosas como "estatus" y "liderazgo de opinión" es una boutade (con perdón).

    - La conclusión, creo, es que a Marta los árboles (un feminismo que creo que malinterpreta y exagera) no le dejan ver el bosque (la realidad del indie).

    ResponderEliminar
  24. vidal12:59

    Nota al margen: creo que deberías revisar tus conceptos de "revistas de crítica pura" y "revistas de tendencias". Desde mi punto de vista, una revista de crítica (musical) pura podría ser The Wire, que mantiene un cierto pulso con la actualidad, pero que al mismo no tiene reparos en hacer artículos de fondo de artistas o temas variopintos, y siempre siempre relacionados con su tema, que es la música. El Rockdelux (y el Mondo, y el Go, y etc...), en cambio, se deja llevar por los vaivenes de hypes, artistas en promoción y -lo más peligroso- compromisos publicitarios: eso, para mí, son "tendencias". Imagino que para tí, "tendencias" será ver fotos de moda en una revista, pero en realidad eso es una práctica casi necesaria a día de hoy, una manera de conseguir publicidad ahora que la industria musical se nos hunde... parece que se venden más pantalones Diesel que discos de Patrick Wolf, qué le vamos a hacer.

    ResponderEliminar
  25. clara14:20

    Vidal:
    dices que no hay una hormona segregadora de ego y yo te pregunto ¿hay alguna hormona segregadora de "fontanerismo" o de "albañilerismo" y de "limpiadorismo?
    Lo que quiero decir es que todos tenemos que revisarnos cositas, tú podrías empezar por mirarte lo del doble discurso. Creo que Marta con esta entrada lo que intenta hacer es empezar a busar las posibles explicaciones que andan detrás de la falta de críticas en el mudo de la crítica (valga la redundancia) y la producción de fanzines, webzines, blogs y demás, y para ello nos da su punto de vista, subjetivo, sujeto a su ego, como el de todos.
    Además, me gustaría saber cómo se hace para no malentender el feminismo, porque creo que yo también lo estoy malentendiendo, puesto que comparto lo que dice Marta y no me siento ajena a la "herencia" de la que habla Rocío por muy de izquierdas y superior que sea mi educación.
    Mola mil poder mantener estos debates.

    ResponderEliminar
  26. Vidal18:47

    Clara, en lo que yo he dicho no hay ningún doble discurso, sino un discurso único. Cuando yo hablo de una fontanera en una obra lo digo como algo positivo: una mujer realizando un trabajo que, tradicionalmente, era masculino, y sin ningún motivo "real". Es decir: para acarrear ladrillos o colocar solerías de a 50 kg la pieza hace falta una cierta envergadura física (yo mismo no me veo en la situación; y ojo, he tenido mujeres albañil en mis obras), pero hay muchas otras profesiones (electricista o, sí, fontanero) que no dependen del físico. ¿Por qué Marta no se cuestiona la falta de mujeres aquí, y sí en algo tan absurdo y pequeñito como es la crítica musical? Siendo un poco malo, podría decir que sólo quiere para la mujer las profesiones que dependen del intelecto.

    O sea, que a lo mejor sí que es cierto que estáis sometidas a una "herencia" que no os podéis sacudir, y términos como igualdad o paridad están bien, vale, pero siempre que no haya que mancharse las manos.

    ResponderEliminar
  27. Cuestión de tiempo, Marta, sólo eso y no sólo en la prensa musical, sino en todos los campos. Los mecanismos de ajuste naturales ya están en marcha (uno de los sitios que leo es tu blog, por ejemplo). Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. no creo que las mujeres estén ajenas al sentimiento de ego y prepotencia. quizás tu o yo lo estemos, pero en general, las mujeres suelen ser tan inseguras como los hombre y también tan egocéntricas como los mismos.

    Las diferencias entre hombres y mujeres son más propias a las culturas locales. Es decir, en mi pueblo las mujeres acostumbran a explotar sus capácidades de seducción para gratificación personal, y los hombres suelen maltratarlas, no significa que sea una verdad absoluta, gracias a dios.

    buen blog, me gusta cómo escribes.

    ResponderEliminar
  29. vidal, es una pena que todo un señor arquitecto sea tan miope social...
    lo de ego-yo-subjetivo ya lo he explicado varias veces más arriba y no va por donde tú dices.
    por cierto, las mujeres nos manchamos las manos limpiando mierda y haciendo la comida desde hace miles de años.

    enrique ortiz, confiar en los "mecanismos de ajuste naturales" es un poco demasiado optimista, ¿no? lo digo porque hasta ahora no han funcionado nada, quizá haga falta un poco de acción...

    max, entiendo que las diferencias hombres/mujeres están muy relacionadas con las culturas locales, pero casualmente hay muuuuy pocas culturas en las que las mujeres no estén tradicionalmente subordinadas a los hombres.
    gracias por el halago :)

    ResponderEliminar
  30. Hola, Marta, y todos los tertulianos. Mi (nada) humilde testimonio. Llevo en esto (programas de radio, revistas musicales, fanzines, blogs, entrevistas, cubrir conciertos, fotografiar músicos, y no cobrar na más que las gracias) desde que tenía dieciséis años (hace otros dieciséis, por cierto). Nunca, nunca, nunca, he sentido que se me "contratara" por ser mujer, o se me dejara de contratar por esa razón. Al igual que mi hermana que tenía un grupo de indiepop, como tú lo llamas. Quisimos hacer e hicimos. No creo que haya luchado más que... por ejemplo... Vidal, para publicar en revistas. Afortunadamente. Nadie nos puso un pie en la nuca para guardarnos nuestra opinión. Algunos nos verían como bichos raros, pero tuvieron la decencia de no comunicárnoslo. Eso sí, paciencia, la de un santo, o la de una santa, porque querer contar nuestra opinión sobre música es renunciar a que te paguen por ello: ya tienes el disco promocional y date con un canto en los dientes. Por cierto: la primera revista que me abrió su redacción fue la mentada Ruta 66.
    Moraleja: dejemos de quejarnos y hagamos.

    ResponderEliminar
  31. En la cultura vasca la mujer tiene un peso que más quisieran algunas andaluzas.

    ResponderEliminar
  32. Yo también he publicado críticas y fotos, en la Rockdelux por ejemplo, y no he sentido discriminación ni nada parecido.Eso sí, dinero poco, como a todos los que colaboran en estos medios.Quizás es que precisamente el mundo indie no es uno de los más machistas. Pero no podemos guiarnos por nuestra experiencia únicamente. Conozco otros casos en los que sí lo ha habido y en profesiones como la medicina. Creo que estamos todavía en época de transición y por lo tanto es peligroso generalizar.

    ResponderEliminar
  33. Por cierto, Marta, empecé en Sevilla.

    ResponderEliminar
  34. Vidal20:31

    Pues menos mal que las mujeres vienen en mi rescate (gracias, queridas Rocío y Carolink). Marta, es cierto que habías aclarado lo del ego, pero insistiendo solapadamente en que las mujeres estábais sometidas a una educación represora que, tal y como la describes, recuerda a los tiempos de Bernarda Alba (mujer de armas tomar, por cierto). Por eso he insistido yo a mi vez, para dejar claro que la cuestión que se debate aquí no tiene que ver ni con género ni con educación. Y de paso también insisto en que no creo que muchas de las que leen este blog hayan estado sometidas a una educación así (aunque empiezo a pensar que a alguna le hubiera gustado que fuera así). Demagogias, por favor, las justas.

    De hecho, si lo que pretendías era dejarme en mal lugar, podrías haber buscado un ejemplo mejor: "Las mujeres han trabajado codo con codo con los hombres en el mundo del campo desde siempre". Porque la mierda de la que tú hablas es "real", y la mía era "metafórica". Y lo explico así, mascadito, para ver si dejamos de usar tópicos de periodista como "miopía social" o "doble discurso". O, por lo menos, aprendemos a utilizarlos en un contexto apropiado, y no como arma arrojadiza. (¿Quién es más miope social, el que cuenta cómo ha cambiado su entorno en los últimos diez años, o la que se queda en la biblioteca, fiándose a las estadísticas "dirigidas"?)

    Mi postura, para cerrar ya el tema, es que las cosas están cambiando, para bien, y que no tienes por qué ser tan negativa. Creo que todos sabemos que las mujeres se han tirado siglos metidas en la cocina, Marta, y creo que no estoy defendiendo que se queden allí. Pero me da la impresión de que preferirías que sí defendiera esa postura: así podrías dedicarte a sacara pancartas a la calle contra el hombre represor, en vez de actuar de manera constructiva.

    ResponderEliminar
  35. formika16:54

    a mi me encantaría ver mas chicas en los conciertos, pero hay poquitas; y muchas, muchas de ellas van con sus novios, compañeros, o amigos que las han introducido en la música. Esperemos que la cosa vaya cambiando...

    ResponderEliminar
  36. juan de pablos, diego manrique, john peel, julio ruiz, lester bangs, legs mcneil, alistair fitchett, jesús ordovás, kiko amat, ramón trecet, everett true... los primeros nombres que se me han venido a la cabeza. ¿me haceis una lista igual de mujeres? me encantaría.
    en fin, a falta de estudios (cuantituativos y, ojo, cualitativos) sobre mujeres y periodismo musical a todos los niveles, sólo nos quedan nuestras percepciones... tampoco nos vamos a pelear por una percepción, ¿no?

    una aclaración: con lo de la educación no quería explicar por qué no se contrata a mujeres, sino por qué las mujeres no nos ponemos a escribir. es decir, no le estoy diciendo a nadie que siga políticas de contratación (si es que se puede llamar contratar cuando ni pagan...) machistas, sino hablando de la falta de seguridad en sí mismas y valoración de las mujeres. y, evidentemente, no trataba de establecer una explicación última y monocausal, era sólo un apunte...

    vidal, mi respuesta (borde y tocapelotas, sí) iba por el párrafo "Tampoco veo discriminación a mi alrededor, y eso que trabajo en el mundo de la construcción..." porque ahí insinúas que no, que estamos todos iguales en todos los ámbitos, y me parece estúpido, miope, preocupante y/o provocador que digas eso.
    y lo de "podrías dedicarte a sacara pancartas a la calle contra el hombre represor..." pues bueno, ya entrar en valorar actitudes vitales, estratégicas y políticas por un simple post de un blog me parece un poco excesivo, no saquemos las cosas de quicio...

    ResponderEliminar
  37. Vidal17:11

    Marta, a mí lo que me parece preocupante es que, antes incluso de terminar la carrera, ya hayas caído en una de las más feas costumbres del periodismo: la tergiversación. Mi frase no es "Tampoco veo discriminación a mi alrededor, y eso que trabajo en el mundo de la construcción...", que efectivamente podría hacerme pasar por un machista del pleistoceno. Mi frase era, exactamente "Tampoco veo discriminación a mi alrededor, y eso que trabajo en el mundo de la construcción, que se supone como que muy machista". Creo que es una puntualización importante, porque cambia el sentido de la frase (seguro que tienes alguna asignatura de ética en la carrera, ¿no?), y revela tu respuesta como lo que es: una rabieta.

    En muchos otros párrafos lo que digo es justo lo contrario, que no estamos iguales, pero que es algo que está cambiando delante de nuestras narices, y que en nuestra generación se está convirtiendo en algo inusual. Y no lo cambian quienes se dedican a protestar, sino las que trabajan de igual a igual. En resumen: deja de hablar de la falta de seguridad que tienen las mujeres en sí mismas, porque creo que ofendes a varias (y deberían ser todas) las lectoras de este post.

    Por último, y viendo la lista de nombres que se te vienen a la cabeza (y cómo escribes de los conciertos que ves), lo más evidente es llegar a la conclusión de que tu acercamiento a la crítica musical es más que nada de oídas: pierdes tanto tiempo en cabrearte contra el mundo que te rodea, que no te esfuerzas en informarte. Quiero decir que si un pelagatos como -por ejemplo- Kiko Amat te parece más trascendente para la crítica musical española que, pongamos, Sagrario Luna, es porque evidentemente no has oído hablar nunca de la segunda. Parece mentira, con la de tiempo que te pasas en la biblioteca consultando estadísticas...

    ResponderEliminar
  38. Vidal17:17

    Un par de apuntes que me he dejado fuera:

    - Marta, eres tú la que ha introducido las cuestiones políticas en esta conversación. Mi tono, creo, ha sido siempre conciliador. Y a ratos, hasta ingenuo.

    - En mi casa, en la que vivíamos mi madre, mi hermana y yo, el que cocinaba (con sus manitas manchadas) y hacía la compra era un servidor. Lo aclaro para que nadie piense que vengo de un ambiente represor.

    ResponderEliminar
  39. A las buenas. Como soy hombre y crítico musical, y por lo tanto ególatra y egomaníaco a partes iguales, me apunto a las listas, que siempre son golosísimas:

    Yolanda Muelas, Janina Canet, Elena Cabrera, Cristina Fernández (jefas de revistas), Carolina León, Rocío Merchante (presentes), Isabel Díaz, Rosa Pérez, Ana Schulz, Virginia Díaz, Lara López (Radio 3), Anna Ramos, Sagrario Luna, Patricia Godes, Blanca Lacasa, Laura Sales, Eva Leino, Desirée de Fez, Banessa Pellisa, Sandra Fernández, Noelia Terrón, Silvia Terrón, Gloria González, Alicia Aguilera, Alicia Gosálvez, Laura Fajardo, Manuela Villa, Nina G. Sabatés, Beatriz G. Aranda, Salomé nomacuerdoqué (ejem, "indies" por generalizar, aunque muchas con un pie ya en er taco), Lorena Sevillano, Amparo Cantalicio, Laura AKA Magmovies (responsables de sellos, tiendas, radios y salas, en una escena tan tradicionalmente machista como la hip-hopera y una ciudad aparentemente rancia como la nuestra), hasta Beatriz Pecker y Paloma Chamorro, precursoras donde las haya...

    Eso a bote pronto y por no hablar de las mil millones de promocioneras que hay en los sellos en clara mayoría (¿o eso también se deriva de la herencia machista que se deja notar en el indiepop?). Evidentemente los nombres que tú citas tienen más solera, básicamente por viejunos, pero quedamos en que the times are a-changin', ¿no?

    Saludos,
    Pablo.

    P.D.: afortunadamente ya he dejado de enamorarme de las (poquísimas) mujeres que me encontraba que eran fans de, por poner, Red House Painters o Godspeed You! Black Emperor. Ahora me he dado cuenta de que la conexión en gustos está sobrevalorada. Y escucho sobre todo rap y soy más feliz, gracias por preguntar. Mi salud mental está bien reforzada desde que he descubierto mi negra alma.

    P.D.2: aunque parezca que lo digo por joder, que no, y dejando constancia de que es innegable que (aún) vivimos en un mundo machista (aunque cada vez menos, afortunadamente), la mayoría de mis amigos (excepto excepciones tan honrosas como las de nuestro futuro alcalde de Sevilla, El Último Hombre de Verdad Sobre la Faz de la Tierra) son unos neuróticos de la limpieza y el orden, y cocinan, en media, bastante mejor que la mayoría de mis amigas.

    P.D.3: a colación de P.D.2, certifico (y muchas de las señoritas aquí presentes pueden también dar fe) de que Vidal es un excelso cocinero, a la par que ome limpio y ordenado, ratita hacendosa de su casa jander. Eso sí, no llega al nivel de mi madre, cocinera ella, dónde va a parar este chico, qué se ha creído.

    P.D.4: Marta, te aseguro que los chicos (incluso los críticos) siempre hemos sido los primeros interesados en que hubiera más chicas en los conciertos, las tiendas y las revistas. Qué aburrida es una medición continua del tamaño de las pichas de los presentes... Blasfemamos a nuestros antepasados por la culpa, júrolo.

    P.D.5: ¿seguimos con las listas? ¡Síii! Venga, empiezo yo: Por 0,15 céntimos cada una, digan jefas de sellos musicales... Como por ejemplo: Elena Cabrera. Un, dos, tres, responda otra vez: Elena Cabrera. Bettina Richards, Vinita Joshi, Gudrun Gut...

    ResponderEliminar
  40. Por cierto, ahora que caigo... ¿No será que en realidad el error es leer Rockdelux, ese fistro de revista?

    ResponderEliminar
  41. Elena Cabrera19:15

    De Rockdelux hemos aprendido muchas cosas, pero creo que demasiadas. Y especialmente muchos vicios y una manera de relacionarse con la música excesivamente dogmática. Por ejemplo, pensar que hacer periodismo musical es ser un crítico musical y que para eso hay que tener un ego considerable.

    A ver, para hacer crítica lo que hay que tener es conocimientos musicales, culturales y sociales; un juicio claro y confianza en uno mismo; capacidad para expresar una idea sin dar lecciones de tus conocimientos ni imponer tu juicio por tus santos cojones.
    Y claro, quien no tiene ninguna de estas tres características necesita tirar de ego.
    La prensa musical española ha pecado de juventud en unos casos y de vejez en los otros.
    Y para hacer periodismo musical (más géneros además de la crítica), las aptitudes son otras.

    Yo siempre se lo he dicho a mis amigos: jamás se me ha negado un trabajo en la industria musical por ser mujer pero sí he tenido que demostrar lo que en mis amigos se daba por supuesto. Luchar contra la suspicacia y el recelo de los hombres para los que no suele ser natural hablar de música con una mujer. Pero vamos, que es una molestia ridícula, que no me molesta y más bien me divierte derribar.
    (Pero lo mismo mismísimo me ha pasado en el mundo de los tebeos, que si la música os parece machista ni os cuento lo que pasa cuando te pones a dirigir una revista sobre cómic; la pregunta "a quién se la has chupado para estar ahí" surge más tarde o más temprano).

    También quería comentar que Vidal tiene razón respecto a la discriminación positiva. Yo he llamado a mujeres para trabajar conmigo sólo por intentar compensar, no estando a la misma altura que sus compañeros. Pero tampoco me ha parecido mal hacerlo.
    Yo he salido beneficiada en muchas ocasiones de la discriminación positiva. Es una pequeña ayuda en el arranque, luego eres tú solita la que te haces valer o te caes con todo el equipo.
    Y la caída suena igual de estrepitosa si se cae un hombre o una mujer.

    PD
    Me apetecía hacer la lista de mujeres periodistas musicales que me vienen a la cabeza mientras leía estos comentarios. Pero me ha alegrado que la hiciera Pablo. Si se me ocurre alguna más os la añado.

    ResponderEliminar
  42. Elena Cabrera19:23

    Añade Claudia Ortíz (Dearstereofan) a la lista de capitanas de sellos y también a la de críticos.
    Y Rosario Rivero (dirige una distribuidora!!! (Red) y también ha escrito muchos años (Maldoror).

    Una pionera es para muchos Patricia Montes, con el primer fanzine de la edad del indie en España: Psicodelia Pop. Si seguimos sacando nombres de los 90 también hay muchas: Laura Pardo, Sara Maldonando...

    ResponderEliminar
  43. susana m19:59

    HoLA

    He leído más o menos todo lo que se ha dicho en tu blog y los comentarios también.
    En mi humilde opinión si que creo que aún existe mucho machismo por ahí pero en todos los ámbitos, yo lo viví en mis propias carnes en el “supermercado cultural” llamado Fnac. Pero en la prensa musical no creo que haya tanto machismo como en otras profesiones, lo que pasa y no sé porque y me lo pregunto también es por qué hay tan pocas mujeres que escriben en proporción a la de hombres...nunca he llegado a una respuesta satisfactoria ha dicha pregunta..Hay mujeres que se dedican a la prensa musical o al mundo indie en general(por ahí arriba el sr.pablo ha puesto algunas...) ..y las hay buenas y malas como en todo.
    Tampoco creo que par ser “crítico” o “periodista musical” se tenga que tener el ego muy subido. Como lectora desde hace muchos años de prensa musical y amiga de algunos críticos musicales no he notado nada de ego ni de machismo hacía mi persona. Eso sí como dice Elena Cabrera (con la que estoy muy de acuerdo) parece que a veces tienes que hacer valer tu opinión o no la tienen tan en cuenta por ser mujer pero eso no es mi problema sino el de ellos. Cuando leo una crítica me gusta que la persona tenga una opinión personal, cierto bagaje cultural y que me justifique lo que me esta explicando..
    Ahora colaboro en una revista musical haciendo fotos y para nada me he sentido presionada por ser mujer y tampoco me gustaría que me dieran un trabajo por el simple hecho de ser mujer. Una se hace valer o no.

    ResponderEliminar
  44. susana m20:18

    Y lo que sí he notado es que a veces ciertos periodistas musicales se hacen valer de su estatus para conseguir ciertas facilidades que otras personas no tenemos ...pero eso ya sería otro tema más bien de amiguismos varios.
    Y lo que sí pasa y mucho es la envidia entre mujeres ,que esa si que es muy mala y que muchas veces te cierran puertas por que creen que eres un peligro para ellas...eso sería otro debate pero a mi me interesa mucho.
    te puedo contar que yo no escribo porque creo que lo hago mal y ese ya es mi problema , supongo que es una baja autoestima y una falta de empujón a nivel personal en ese campo.
    Yo tengo dos blogs/fotologs , uno donde subo cosas de cine , música , fotografía etc..y otro más personal donde subo fotos que hago yo de todo tipo a mi me gusta mucha la temática erótica y hacer fotos a ese nivel...no sabes lo que me critican por tener esas dos facetas..parece que por poner una foto tuya en ropa interior y en el otro fotolog poner un disco de Slint no tienes ningún criterio ni ninguna validez y sobretodo las que más me critican son mujeres.
    O por ir vestida de cierta manera o tal parece que tenga que ser tonta o tener cero de opinión personal. De prejuicios va el tema.



    Pd: Y Vidal de miope social no tiene nada...

    Pd: te dejo mis fotologs
    http://www.fotolog.com/musiqueetcinema
    http://www.fotolog.com/la_coleccionista

    ResponderEliminar
  45. elena cabrera:
    muchas gracias por tu comentario.
    dices "jamás se me ha negado un trabajo en la industria musical por ser mujer pero sí he tenido que demostrar lo que en mis amigos se daba por supuesto" y a eso era a lo que me refería yo. no he hablado de políticas de contratación, pero sí de cómo a veces se presupone que las mujeres tenemos menos idea, o vamos a los conciertos porque somos novias de o tenemos que pasar test musicales ("¿conoces a este grupo? ¿y a tal? ¿pero de verdad?") a los que no se somete a nuestros acompañantes masculinos. por no hablar de "a quién se la has chupado para estar ahí", que como tú dices "surge más tarde o más temprano".

    respecto a la discriminación positiva, también estoy de acuerdo con lo que dices. cuando se parte de posiciones desiguales no está mal un pequeño empujón, pero luego la permanencia en el puesto te la tienes que ganar igual.

    y lo del ego, entiendo lo que dices... es verdad que cuando faltan argumentos se cae en el "porque lo digo yo", pero, como he dicho más arriba, yo con lo del ego me refería simplemente a la subjetividad que la crítica musical implica. y a la seguridad y confianza en uno mismo que se necesita para argumentar tus preferencias. porque el recelo de los hombres del que hablas puede minar esa confianza, si además desde pequeña has visto a muchas mujeres que se han quedado calladas a tu alrededor, ¿no?

    que sea más o menos importante la discriminación en este campo es relativo, pero como en este blog hablo de crítica musical desde muchos ángulos, el otro día le tocó al género. si fuera un blog sobre fontanería o sobre relaciones en el ámbito doméstico pues hablaría más veces, seguramente.


    pablo:
    muchas gracias por la lista. algunos nombres los conozco, otros no. como dices, los nombres que yo cito tienen más solera, y sospecho que si redujéramos las listas a personas menores de 35 años seguirían ganando los hombres.

    pd. muy bien por el cambio chaval, toda la vida escuchando gy!be o rhp no es sano :p
    pd2. conste que la rockdelux la leí porque me la dio el del café sonoro con los cacahuetes, no porque sea para mí ninguna biblia ni nada.


    vidal:
    no entiendo muy bien la diferencia entre decir "Tampoco veo discriminación a mi alrededor, y eso que trabajo en el mundo de la construcción..." o "Tampoco veo discriminación a mi alrededor, y eso que trabajo en el mundo de la construcción, que se supone como que muy machista". de todas maneras, por si acaso, puse que "iba por el párrafo" tal, pero vamos, debo ser gilipollas.

    para mí la protesta, es decir, la visibilización de aquello que se quiere cambiar, también es necesaria. de todas maneras, en este blog hay 177 posts y sólo uno está dedicado en exclusiva a la protesta. no sé por qué te jode tanto, la verdad, ni que fuera un ataque personal...

    de sagrario luna me leí el libro de los clash cuando tenía 14-15 años, desde entonces la verdad es que no la sigo. aún así, quitando quizá a kiko amat, no me digas que es más visible que ninguno de los demás de la lista (hablo de visibilidad, no de trascendencia).

    ah, a mí me encanta lo que hace kiko amat. su fanzine la escuela moderna me parece de lo más interesante y le leo asiduamente a través de su blog porque le considero uno de los escritores más refrescantes y agitadores de este panorama tan anquilosado y atascado en la autopromoción y la autocomplacencia. ahora bien, puedes meterte conmigo, con mis preferencias y con mis escritos todo lo que te dé la gana. a mí me la refanfinfla bastante. casi tanto como tu vida personal y a quién de nosotros dos le salga la paella más buena.


    susana:
    estamos de acuerdo. no es un mundo tan machista como otros, pero "parece que a veces tienes que hacer valer tu opinión o no la tienen tan en cuenta por ser mujer", como dices. para mí sí que es también nuestro problema, por cierto, pues supone que no se nos escuche con la misma atención.

    respecto a lo de tu fotolog, quizá si alguien hiciera una revista de fotografía y publicara las tuyas (mediante la discriminación positiva de la que hablábamos antes o porque se considere que realmente eres la mejor), si tuvieran éxito y la gente te dijera que molan, se te reforzaría el autoestima, ¿no? pero claro, si en vez de eso tuvieras que aguantar comentarios tipo "se la ha chupado al editor para que la ponga en la portada", no te ayudaría nada.

    de prejuicios va el tema, sí. pero en prejuicios (o contra ellos) se educa, y una forma de superarlos es visibilizarlos y denunciarlos, ¿no?

    ResponderEliminar
  46. Pixelwoman0:24

    Hola, soy Diana P.

    Por alusiones, vuelvo al debate.

    Estoy absolutamente convencida de que la educación de la mujer sigue siendo represora aún en nuestros días y de que se nos educa para ser inseguras, humildes y pasivas, para que nos interesen sólo determinados temas en la vida, y para que nos sintamos en inferioridad frente a cualquier hombre, buscándole siempre para refrendar nuestras opiniones.

    Esa, desde luego, ha sido mi experiencia. Si algunas llegamos a expresar nuestras opiniones con decisión y firmeza y nos atrevemos a ir contracorriente -porque estar en el muy machista mundo de la música, para una mujer, es sin duda ir contracorriente- es a fuerza de mucho empeño. Nos cuesta, como han dicho algunas en sus posts, el doble que a cualquier hombre. Por lo menos.

    Pero basta de experiencias únicas -que cada cual puede tener la suya- yo puedo aportar cifras gracias a mi trabajo. Imparto desde hace 10 años talleres literarios, presenciales y por internet; la mayoría de mis alumn@s han sido mujeres. En total habrán pasado por mis talleres entre 300 y 400 personas, vamos, que es un muestrario bastante grande.
    El 90% de mi trabajo en lo que se refiere a las mujeres consiste en animarles a que sigan escribiendo, en convencerlas de que sus escritos no son "horribles" o "para tirarlos a la basura", como me dice alguna cada semana; en intentar que no abandonen novelas preciosas porque "cuando las comparan con las de sus compañeros les parecen una mierda"... Y cada vez que envían un cuento o poema lo hacen disculpándose por lo mal escrito que está, contstantemente. No puedo recordar un hombre al que le ocurriera lo mismo.

    Que nadie me malentienda: no digo que no pueda haber hombres inseguros, claro que sí pero nosotras lo mamamos desde pequeñas y a todas horas (familia, tele, colegio, libros, revistas...) Incluso nosotras -mujeres con opiniones y criterio que estamos contestando este post- tendemos a disculparnos y a minusvalorarnos (y me incluyo, yo misma estoy siempre frenándome para no soltar alguna cosa que suene a humilde o que infravalore lo que hago o lo que digo). Por ejemplo, Rocío, en su primer post dice:

    "Por mi corta experiencie como crítica de música (si lo que hacía llegó a ser algo parecido a eso :P) "

    Hay hombres que en estos comentarios decían que nunca había sentido la discriminación o que no creen que la haya... es natural. Hombre, blanco y heterosexual es el perfil de una persona que jamás ha sufrido -y es muy poco probable que sufra- discriminación. Y más aún teniendo en cuenta que muchas mujeres ni siquiera lo notan. Todo el mundo se da cuenta cuando se trata de algo muy manifiesto, como el maltrato, o que no te contraten por ser mujer; pero la mayoría de las veces el machismo es algo muy sutil: miradas, comentarios, no hacerte caso cuando hablas, no dar crédito a tus conocimientos, o confundir la defensa de tus opiniones con "una rabieta" o con que "no tienes ni idea".
    (También las mujeres infravaloramos a otras mujeres: el machismo es cosa de todos, cada uno lo manifiesta a su manera.)

    Y en el mundo de la música, incluso del "indie" hay mucho mucho machismo. Lástima que no pudiérais asistir a la charla sobre mujer y música independiente, porque todas, TODAS, coincidíamos en esto y dábamos ejemplos de cosas que nos habían pasado por ser mujeres; algunas anécdotas eran incluso parecidas. La verdad es que fue revelador: cuando la mayoría de la gente que tienes alrededor piensa que "se te va la olla" con lo de la discriminación, ver que a otras les ocurre lo mismo es un alivio. No estamos locas, no somos "histéricas" -como nos suelen llamar- es algo que existe y está ahí. Cada día, a cada rato.

    Es sólo que la discriminación hacia la mujer sigue siendo la más oculta de todas (y la más antigua, desde los neanderthales). Todo el mundo asume que existe el racismo, por ejemplo, y cualquier persona con dos dedos de frente se negaría a hacer chistes de "negros". Pero veo a muchísimos hombres y mujeres inteligentes -y supuestamente ¡de izquierdas!- hacer chistes sobre las mujeres y lo mal que conducen u otras afirmaciones sexistas. ¿Harían chistes de "negros" en la América de la segregación? Lo dudo. Y si la comparación parece exagerada, buscad datos de cuántas personas de color morían en los Estados del Sur y veréis que no hay mucha diferencia con las 14 mujeres que son asesinadas cada mes aquí.

    No me cabe en la cabeza que alguien pueda dudar del machismo de nuestra sociedad, con tantas mujeres muertas y maltratadas; sin ese caldo de cultivo de machismo que lo invade todo, a todos los niveles, las palizas a mujeres serían algo anecdótico y no -desgraciadamente- bastante común.

    El mundo de la música no hace sino reflejar parte de ese machismo, porque no vivimos aislados de la sociedad, somos parte de ella, para lo bueno y para lo malo.

    En fin, no estamos como en el siglo XIX, claro -gracias a todas esas mujeres (y algunos hombres) que protestaron y lucharon para cambiar las cosas- pero si aún hoy se presupone que tienes que chupar pollas para llegar a dirigir una revista o si dan por supuesto -como nos pasa a todas- que no sabes de música tanto como tus compañeros y que tú no participas en cómo se hacen las canciones en tu grupo...es que sigue existiendo un problema de machismo también en el ámbito de la música pop.

    Como dice Marta, hay que seguir indagando y aquí hay mucho debate.

    Un abrazo a tod@s, seguimos hablando,

    Diana P.

    ResponderEliminar
  47. marigossip17:05

    ole y ole este articulo.
    y ole tambien Laura Sales y Patricia Godes.
    yo si soy feminista y mujer, viva las mujeres que dicen lo que piensan y hacen historia!!!!

    ResponderEliminar
  48. Anónimo0:30

    Con respecto a los fotologs de Susana: me parecen un claro ejemplo de lo que se está hablando. Menuda manera de hacerse publicidad, jeje.

    "..parece que por poner una foto tuya en ropa interior y en el otro fotolog poner un disco de Slint no tienes ningún criterio ni ninguna validez y sobretodo las que más me critican son mujeres.
    O por ir vestida de cierta manera o tal parece que tenga que ser tonta o tener cero de opinión personal. De prejuicios va el tema."

    No sé, leo esto y me averguenzo. Claro ejemplo, no puedo decir mucho más.

    Si no existen tantas mujeres escribiendo profesionalmente o no sobre música es porque simplemente a las mujeres les interesa menos la música. No hay más. La revolución de los blogs eestá ahí, es algo gratuito que uno hace porque quiere sin necesidad de depender de nadie, sin sufrir la tan cacareada discrimación. Y las muejres escribiendo sobre música en blogs brillan por su ausencia. En ese sentido, Fuck Me i'm Twee es un oasis.

    ResponderEliminar
  49. Anónimo0:33

    Nombrar a "Slint" en un comentario no tiene ninguna validez ni es sinónimo de nada. Y apostillarlo con "tengo un fotolog con fotos mías" tampoco. Echando un vistazo se ve claramente que entre las prioridades de Susana no está la música, si no un poco de todo. Lo cual no está mal pero aquí se habla, creo, de otra cosa.

    ResponderEliminar
  50. anónimo, entonces quedamos en que las mujeres tenemos una configuración genética distinta que hace que naturalmente seamos menos proclives a interesarnos por la música.
    o también puede ser que haya diferencias culturales que hagan que nuestro acercamiento sea distinto... no, será que yo tengo demasiadas hormonas masculinas... claro, por eso tengo tanto bigote, ahora encaja todo.

    ResponderEliminar
  51. susana21:10

    "..parece que por poner una foto tuya en ropa interior y en el otro fotolog poner un disco de Slint no tienes ningún criterio ni ninguna validez y sobretodo las que más me critican son mujeres.
    O por ir vestida de cierta manera o tal parece que tenga que ser tonta o tener cero de opinión personal. De prejuicios va el tema."

    No sé, leo esto y me averguenzo. Claro ejemplo, no puedo decir
    mucho más.

    Creo anónimo que ahí esta el prejuicio...y viene por su parte.
    Yo en mis blogs hablo de lo que quiero..y no son enfocados solo a la música..
    como decía Marta :pero en prejuicios (o contra ellos) se educa, y una forma de superarlos es visibilizarlos y denunciarlos, ¿no?
    y estoy totalmente de acuerdo con ello..al menos lo intentamos..

    ResponderEliminar
  52. susana21:19

    y esto mismo se puede extrapolar al machismo que existe ..
    Educar y reflexionar y hablar sobre ello es importante ,mejor que callar y pasar del tema
    ....al menos yo lo intento en mi blog( es verdad me interesan otras cosas, no es solo un blog dedicado a la música, cosa que por otro lado no me parece mal ni criticable) de vez en cuando intento hablar de música con total seguridad y con cierto criterio. Y no creo que a las mujeres nos interese menos la música que a los hombres..hay de todo..y para gustos colores.

    ResponderEliminar
  53. Please don't link directly to the X-Ray Spex mp3. Our server host don't like it. Plus if you link to the post itself it might lead to more people discovering other great bands.

    www.kbdrecords.com

    ResponderEliminar
  54. Hola!
    Esto puede sonar como un contrasentido. Yo personalmente detesto a cualquier clase de crítico (y en eso englobo desde críticos de cine, música, libros, pintura... hasta comentaristas de futbol). Si embargo en algun momento armé un sitio dedicado a la difusión de la actividad de las bandas independientes de la ciudad donde vivo (La Plata, Argentina) y de golpe muchas de las bandas me pasaban el material para que lo escuche y mucho esperaban el comentario del disco en la página. Asi que de alguna forma me he convertido en crítico. Autoridad moral: ninguna. He consumido muuucha música y soy técnico de sonido, pero de ahí a creermela, hay mucho terreno. No me siento un crítico, si se quiere solo opino, si me gusta o no (o eso es hacer crítica?? jeje) pero nada mas lejos de mi que creer que mi opinión tiene un valor por encima del de cualquier hijo de vecino.
    En cuanto a las periodistas y los periodistos, bueno, es increíble que en 2007 todavia tenga lugar, y lo mas triste es que es real. Nosotros editamos una revista tipo fanzine, que está dirigida por una señorita que estudia periodismo y los demas colaboradores, hacemos lo que podemos (seudoperiodismo, maybe?? jaja)
    Lo mejor de todo es que hubiera mas chicas que realmente les guste escribir de música y sobre todo hacer música que es lo mas importante.
    PD: muy bueno el blog!! felicitaciones!!
    les dejo los links de nuestro proyecto:
    www.estacionexperimental.1hwy.com (sitio de bandas locales)
    www.condicionblog.blogspot.com

    ResponderEliminar
  55. Anónimo7:29

    serving rubric formalism wheels honest microscopic examiner qads promote seed fosun
    lolikneri havaqatsu

    ResponderEliminar
  56. Selling secondhand books at our church bazaar, Rolex RépliqueI got into an argument with a prospective customer.replica watches Rolex He was interested in buying The Pocket Book of Ogden Nash but claimed it was overpriced at 35 cents.replica watches Other paperbacks were selling for ten or 15 cents each.

    ResponderEliminar